Oración para el mal de ojo

Para curar o quitar los efectos negativos del mal de ojo en nuestras vidas (obstáculos en nuestras metas, energías negativas, enfermedades repentinas, entre otros) es fundamental que conozcamos distintas maneras. Entre ellas tenemos amuletos, rituales e incluso varias oraciones poderosas que nos ayudan a sacar el mal de ojo de nuestra vida.

Como les comentamos, existe una gran variedad de oraciones contra el mal de ojo. Es por ello, que les presentaremos solo alguna de estas oraciones. Las cuales consideramos que podrán ayudarlos en un momento de angustia para quitar el mal de ojo de su vida.

Oración para el mal de ojo en los niños

«En el santo nombre de Dios padre;

En el santo nombre de los caídos y de

Los protectores celestiales que moran en el cielo

Resguardando la voluntad de los fieles devotos.

¡Oh padre mío!

Hoy clamo ante tu nombre para que ayudes a este pequeño

Que en estas horas se ve invadido por la envidia

De aquel que solo quiere el mal para el prójimo.

Tú santísima y misericordiosa voluntad lo puedes todo, Señor,

Y sé qué harás que su salud recobre ese estado de ánimo,

Felicidad y gloria de antaño.

Ayúdalo, dios todopoderoso, pues tú

Eres el único que puede.

Amén».

Oración para el mal de ojo en adultos

«¡San Pantaleón de mi alma!

Cura a este fiel devoto en el Señor

Y haz que se aleje de mi ser aquello

Que me ha dirigido el enemigo.

Te pido que permitas que mis fuerzas, mis energías,

Mi felicidad y toda mi salud se vea recuperada

A través de tu intercepción y la del todopoderoso.

¡Oh san Judas!

Ante ti también yo pido en esta plegaria

Y, con un profundo respeto a tus acciones

En vida, te pido que me protejas del mal de ojo

Que me irradia el enemigo para que pueda

Yo transitar por la voluntad sagrada.

Amén».

Oración para el mal de ojo en el cabello

“Señor de los cielos;

Yo he llegado hasta aquí y he alcanzado todo
Lo que poseo a mi alrededor solo gracias a que tu luz

Me ha acompañado en los momentos más importantes de mi vida;

A que me has levantado cuando yo creía todo perdido y a que

Me has infundiendo aliento cuando este escaseaba

A costa del maligno.

Hoy, una vez más, y con la fe en que me ayudarás,

Yo levanto esta súplica al cielo para pedirte que

Alejes la marca del mal que se ha instaurado en mi cabello.

¡Por culpa de esta no crece en abundancia!

¡Es por culpa de esta no luce como yo esperaba!

¡Por culpa de esta mis cariños no le son acogidos!

Solo tú, amado señor, podrás erradicar aquello

Que causa la envidia y alejarás el mal

De ojo por el cual este se ve preso de belleza.

Acoge estas palabras y, desde ahora, procura

Que se recupere para yo sentirme en paz

Conmigo mismo.

Amén”.

Oración para el mal de ojo San Jorge

“Heroico San Jorge, ilustre guerrero y santo mártir,

Facilita tu mano potente y auxíliame a dominar en esta disputa,

Duro protector de las causas justas,

Que tus hordas socorran a mí para alcanzar el gran éxito,

Cuando el hostil piense que ha vencido,

Cuando crea que ha ganado en la lucha,

Rancio caballero de las fuerzas del bien,

Que el resplandor de tu espada sea la luz,

Que corte las oscuridades de la ansiedad,

El recelo y la desilusión.

General de mil disputas ahora te anuncio

Y suplico para merecer la victoria anhelada,

Desvía de mi la iniquidad y falsas evidencias,

Deporta de mi lado los celos, maquinaciones y felonías,

Protégeme de cuentos, calumnias y malas lenguas,

Protégeme de encantamientos y ojos que me miren mal,

Líbrame de hostiles manifiestos e incorpóreos de males,

Riesgos y malos espíritus.

Media por mí ante Nuestra Dama,

La Virgen María para que me asigne,

Sobre todo: (aquí debes de manifestar la petición),

Si tal es su voluntad y la de Dios Supremo.,

Célebre San Jorge, ilustre guerrero, cedo plenamente en ti,

San Jorge patrono contra el mal, ruega por mí. Amén”

San Luis Beltrán oración para el mal de ojo

“Criatura de Dios, yo te curo, ensalmo y bendigo

En nombre de la Santísima Trinidad Padre, hijo y Espíritu Santo,

Tres personas y una esencia verdadera;

Y de la Virgen María,

Nuestra Señora concebida sin manca de pecado original,

Virgen antes del parto, en el parto y después del parto.

Y por la gloriosa Santa Gertrudis,

Tú querida y regalada esposa, once mil vírgenes,

Señor San José, San Roque y San Sebastián

Y por todos los Santos y Santas de tu Corte Celestial;

Por tu gloriosísima Encarnación, gloriosísimo Nacimiento,

Santísima Pasión, gloriosísima Resurrección, Ascensión;

Por tan altos y Santísimos méritos que creo y con verdad;

Suplico a tu Divina Majestad poniendo por intercesora

A tu Santísima Madre y abogada nuestra,

Libres, sanes a esta criatura de esta enfermedad,

Amén”.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Deja un comentario